sábado, 22 de octubre de 2016

Parecido a ningún otro



oye

tierra
corazón
boca quebrada

no hay  nada que decir
no hay nada que entender

solo oye  

y respira

bajo este cielo
que no puedo recordar

miércoles, 3 de agosto de 2016

Poesía argentina en Otro Páramo






Muchas gracias Otro Páramo




sábado, 21 de noviembre de 2015

El espejo

Dejá dejame hacer le dice
y cuando inclina
cuando va a hundir el rostro suavemente
en la dura pelambre
en la oscura maraña entreverada
sobre la piel tan pálida
ve el espejo es decir ve en el espejo
una cabeza rubia -no- dorada
el pelo blandamente recogido
en un lánguido moño como si
fueran la cara el cuello la cabeza
de alguna delicada bailarina.
El espejo mirá el espejo dijo
y le dejó que él viera la cabeza
dorada hundiéndose en el vello negro
y su cuello doblándose
tan armoniosa tan hermosamente
dejó que él viera absorto enamorado
ese pedazo de su amor viviendo
encerrado en el óvalo de oro.

Idea Vilariño



jueves, 22 de octubre de 2015

Donde el aroma perdura


Flores y velas por Fernando Vega

Lo primero que uno percibe al sumergirse en Flores y velas, de Viviana Abnur, es una remembranza: “en casa de mi bisabuela Emilia /juntábamos mandarinas /al fondo /cerca de la bomba de agua”. La memoria y el recuerdo aquí esbozados, tema imprescindible de todo poeta, confirmarán la expectativa y acabarán por convertirse luego en una constante del libro. Todavía más, las imágenes de lo familiar, con nombres y parentescos que se llaman por su nombre, confirmarán a su vez postales de jardines, hogares y elementos que componen un mundo de bella secularidad: “Vuelan tejas vidrios jaulas procesiones de zapatos viejos”.
En este tercer poemario de Abnur, editado por Trópico Sur Editores, hay espacio tanto para verdaderos hallazgos de lo cotidiano, hechos por una mirada atenta y juiciosa (“alegría: desmemoria del tiempo”) como para un abordaje del pasado como ausencia, con su aura que ralentiza y enrarece todo a la vez (“no existe la tarde /no existe la sombra /la vereda del árbol que regás /no hay árbol”).
Heterogéneo, con poemas bien rematados, Flores y velas constituye una recorrida visual colorida y nostálgica a la vez. Es en esa heterogeneidad donde se permite la utilización tanto del verso libre como de una prosa veloz y continuada, casi como “corriente de consciencia”: “quebrada en dos como una naranja espero el tiempo del jugo de la pulpa su milagro ácido espero bañada y perfumada de pie como esperaba a mi padre los fines de semana en la estación…”. Hacia el final, en el capítulo que da nombre al libro, el estilo vira una última vez hacia una estética que se interesa por lo más concreto de lo mundano: “en la intersección de Gaona y Fasola /en la guantera de un Scania”.

Los distintos matices, en definitiva, persisten más allá de sí en la constante de resistirse a las ataduras de la puntuación, configurando un paisaje poético que brilla tanto como concreta.

Revista Güarnin, octubre de 2015

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Sopa de amapola



sábado, 4 de octubre de 2014

Se va la segunda...







mi abuela cuidaba enfermos
cuenta
que si un hombre está por morir
deja caer la mano hasta el suelo
intenta clavar las uñas
y hasta el último segundo
hurga allí desesperado
después
cielo y tierra se funden a su palma
no se improvisa en vano dice
en ese borde

de Flores y velas, Trópico Sur  Editor, 2014

¡Gracias  Ana Claudia Díaz  por tus palabras de contratapa! 


martes, 15 de abril de 2014


no me perdones
ningún fracaso
ninguna derrota
deberían ser perdonados
después de todo
ya lo dijo Bishop
no es tan difícil perder
no me perdones
no lo hagas
buscame para devorar
un poco cada día
dejame en vos así
deshecha
vuelta músculo en tu piel
erizo
tragame de una vez
y para siempre
que es ahí
donde me quiero quedar

jueves, 10 de abril de 2014

Velas izadas / Ivan Lins

domingo, 30 de marzo de 2014

Esperar


I-

Esperándolo. No dijo hora. Arreglé el caos de la costura de ayer, jazmines del país, diario, Salus, whisky, baño, jazmín, comida. A las nueve llamó para avisar que venía, -casi dormido, dijo-. Son las once. 30 grados a esta hora. Toda la casa oscura; todas las ventanas abiertas. Noches en los jardines de España, el quinteto de Bruckner, hermosos, angustiosos. Desnuda, con un poco de ropa blanca y el salto de cama blanco colgando, en el espejo, de pronto, un fantasma. Vagando por la casa, llegando hasta el frente para ver si se hacía la raya de luz debajo de la puerta. Y se hacía, a veces, pero aquí no llamó nadie. Por ratos, en la oscuridad, recostada en un marco, miré, fuera del tiempo, fijamente esa puerta, el lugar de la raya, la raya misma ancha y nítida, esperando ver la sombra de sus pies rompiéndola. Una de las veces conté hasta 39 -son 39 escalones- según los golpes de mi pulso lento, para esperar mejor. Después me recosté en una cama de allá adelante. Pero desde allí veía el cielo claro de verano, la puerta, no sé, me ponía una angustia en el pecho, sentí que iba a llorar, y me fui al lado de la radio. Tomó el taxi con sueño y dio su dirección; se quedó dormido donde estaba; vino y tocó abajo, como ha pasado, vendrá todavía. Bueno. Debo agradecerle estas dos horas serias, graves, hermosas, apasionadas, mi propia increíble belleza de hoy, la música, el silencio, los vuelcos de mi corazón cada vez que se prendió la luz, los desmayos cada vez que la vi apagarse, la integridad, la intensidad de estas dos horas de amor. 

Idea Vilariño, Diario íntimo, 1960




II-

Esperar no es tan terrible como morir,
lo sé, pero es aún más dañino,
asfixia la vida.
Los periódicos son como la literatura
de los colegas, todos utilizan
el mismo diccionario. El cine
me aburre, debo llamar a la pastoral
o al servicio meteorológico.
Qué dice el horóscopo? Pero todavía
no conozco tu signo del zodíaco y creo
mientras tanto, sólo en el momento
de verte. Quizá 
la tierra decida esta noche
nuestro final y los lobos lloren con
los corderos y un ángel picado de viruela
ocupe el lugar de dios
y sople el último blues,
quizá seas la última mujer,
quizá sólo un sueño,
quizá el amor sea sólo una ocurrencia,
para acortar la espera, quizá
el alma sea sólo una estación
y si perdemos la vida,
esperamos simplemente el siguiente tren,
la muerte. Pero esto no está ni aquí 
ni allá: escucho tus pasos 
en la calle, escucho la calle,
cómo tiembla, yo también tiemblo, me paro
junto a la puerta y abro la puerta y la casa
se incendia y tú atraviesas las llamas
hacia mí,
me quemo.


 Jörg Fauser en "Bandera roja", Limache250, 2013

lunes, 4 de noviembre de 2013

martes, 10 de septiembre de 2013

Flores y velas


lunes, 20 de agosto de 2012


ala
que se parece a un pájaro
que se parece a un pecho inflado
que se parece a un gorjeo
pero ala
pluma
donde no hay ojo
ni pico
todo lo demás
cayó roto

jueves, 19 de julio de 2012

un día después

bueno... creo que me enamoré

jueves, 7 de junio de 2012

lo que la poeta dijo

es por atravesar el día
no la noche
que vamos enceguecidos

domingo, 13 de mayo de 2012

Si hace falta


quítese el brazo derecho
la pierna
un ojo
la mano
descosa
insomne
déjese llevar   
cada tanto
vuelva la cabeza
para oír
cómo respira
su espalda 
su corazón
remiende
cure
no se canse todavía
que aún es tiempo 
y queda


martes, 1 de mayo de 2012

1º de mayo

 
es tarea del amor
acariciar una vez al día
hacerlo
como una obrera feliz
aun en plena revolución
demanda por el salario
o queja
fue tarea del amor
construirse una mujer de sal
y ahora dejarla ir
hacia arriba disuelta
por el viento de otoño

viernes, 13 de abril de 2012


aturdida
es una variable de la música?
del ruido?

*
cuatro árboles silbando
al costado de la ruta
no anticipan el invierno
el témpano que viste
la mano congelada
que ahora escribe
cuatro árboles

*
que no te suelte
la mano
mientras llegan
los copos
a la nieve

domingo, 25 de marzo de 2012

Los terneritos

No se puede llamar Los terneritos
la carnicería del barrio
no puede

Mejor le iría La lonja
o El rey de la molleja
o alguna que otra sigla que combine
las iniciales de los nombres de los dueños
pero Los terneritos no

Los diminutivos remiten a la infancia
a cierta inmadurez que arrastro y me recuerda
que el corazón de la matriz es crudo y blando
por eso sangra

Que no chorree desde el plato
que no mojemos el pancito

No se puede llamar Los terneritos
la carnicería del barrio

lunes, 19 de julio de 2010

Tanguito


sábado, 17 de julio de 2010

Llamando a las minorías silenciosas

Hey

Vengan
Salgan

Dondequiera que estén

Necesitamos tener un encuentro
en torno de este árbol

Que no ha sido
plantado
todavía.

June Jordan

(Gentileza: Eduardo Dalter)

jueves, 15 de julio de 2010


domingo, 11 de julio de 2010

Sueles dejarme solo


domingo, 4 de julio de 2010

para jane

225 días bajo la hierba
y sabes más que yo.

hace mucho que te has quedado sin sangre,
eres leña seca en una cesta.

¿es así como son las cosas?

en esta habitación
las horas del amor
aún hacen sombras.

cuando te fuiste
te llevaste casi
todo.

me arrodillo por las noches
ante tigres
que no me dejan tranquilo.

lo que fuiste
no se repetirá.

los tigres me han encontrado
y no me importa.

Charles Bukowski
Traducción: Cecilia Ceriani i Txaro Santoro

jueves, 1 de julio de 2010

Como un bolerito






domingo, 27 de junio de 2010

Un arte

El arte de perder no es muy difícil;
tantas cosas contienen el germen
de la pérdida, pero perderlas no es un desastre.

Pierde algo cada día. Acepta la inquietud de perder
las llaves de las puertas, las horas malgastadas.
El arte de perder no es muy difícil.

Después intenta perder lejana, rápidamente:
lugares, y nombres, y la escala siguiente
de tu viaje. Nada de eso será un desastre.

Perdí el reloj de mi madre. ¡Y mira! desapareció
la última o la penúltima de mis tres queridas casas.
El arte de perder no es muy difícil.

Perdí dos ciudades entrañables. Y un inmenso
reino que era mío, dos ríos y un continente.
Los extraño, pero no ha sido un desastre.

Ni aun perdiéndote a ti (la cariñosa voz, el gesto
que amo) me podré engañar. Es evidente
que el arte de perder no es muy difícil,
aunque pueda parecer (¡escríbelo!) un desastre.

Elizabeth Bishop

para ver In her shoes

sábado, 12 de junio de 2010

a perfect day

Jim White

martes, 8 de junio de 2010

lo que el viento deja

dos que son como hermanos paridos por la misma especie dos que se esquivaron y fueron a dar el uno contra el otro juegan ahora el juego del incesto a ver quién puede más quién resiste mejor el golpe al corazón dos que son como hermanos se lamen como los perros y se buscan se niegan se van a dejar ir partidos dos

miércoles, 2 de junio de 2010

Bustriazo















Juan Carlos Bustriazo Ortiz en su casa de Santa Rosa




Vigésima Primera Palabra

Cómo será la cola de una bruja?
Azafranada, viola, miel, canela,
color durazna, de damasca prieta,
poma escarlata, ciclamor de luna?
Cómo será la cola de una bruja?
Color de espiga, leche, tuna, hoguera,
o de ostra de oro, de sirena intensa?
Cómo será la Cola de una Bruja?
Yo me pregunto, pobre Juanca. Nunca
sabrás del todo, porque te es tiniebla!

Juan Carlos Bustriazo Ortiz


foto: Cati Armas
para la revista Lamás Médula

sábado, 29 de mayo de 2010

Virus

Imágenes paganas

viernes, 28 de mayo de 2010

lost in translation







los finales abiertos
despliegan una caja de pandora
repleta de conjeturas
no son mis preferidos
y por mucho que parezcan lo contrario
son un final

miércoles, 26 de mayo de 2010

el lado bueno de las cosas








al final la chica se vuelve vieja
como su madre y no
a pesar de ella
lo buenoal chico le pasa igual

martes, 25 de mayo de 2010

tómelo o déjelo


miércoles, 12 de mayo de 2010

Égloga común

Los corderos y bueyes, indiferentemente,
vieron nubes y luna sobre el mar,
y los pastores vieron, indiferentemente,
los bueyes y corderos,
y tomaron la luna, los bueyes y corderos,
y las cuatro vigilias, indiferentemente.

La luna es del pastor,
y más en el pastor,
y menos en el buey.

El mar, el mar,
sobre la luna, sobre el mar.

El pastor y el cordero,
el ángel y la luna, indiferentemente,
sobre la luna y sobre el mar.

Jacobo Fijman

lunes, 10 de mayo de 2010

Y por eso, porque pertenece a menos gente,
es más libre y más grande el río de mi aldea.

Alberto Caeiro
el poema completo acá

miércoles, 5 de mayo de 2010

huellas

Es la primera playa en la que se detienen. La carretera que la bordea desde hace unos cinco kilómetros, la franja de asfalto que Neptuno se empeña en ignorar cada vez que quiere. Llueve y él fuma detrás de un parabrisas que amenaza con deshacerse bajo el agua.

Unos metros adelante, la lluvia agujerea la arena y baña el lento y solitario paseo de ella. El rastro de sus pasos apenas discernible de aquel de las gotas. Izquierda, derecha, izquierda, derecha. El mar se acerca y se va. Se acerca, se va. Como un comerciante hábil, en cada viaje entrega troncos, conchas, botellas plásticas, todo lo que no es de utilidad; a cambio, se lleva la huella sutil del invierno y la introspección.

Luis Chaves de “asfalto, un road poem”

viernes, 30 de abril de 2010

Alma de pez

Quieren que yo sea
como un pájaro volando
por el aire
y no es
ése justamente
no es el sitio que deseo
con mi alma de pez
muevo tu cintura
vos movés la mía
todo el tiempo estuvimos ahí
entre las algas querida
tus ondulaciones
me entreveran con las aguas
más profundas
de tu mar
ése justamente
es el sitio que desea
mi alma toda
ocupar
alma de pez
alma de pez
así te quiero
ver gozar
así
entre las algas querida
si me adivinás
yo te adivinaré
así
entre las aguas querida
alma de pez
alma de pez

canción de Gustavo Pena, "El Príncipe"

una bella versión de Gabi La Malfa

lunes, 26 de abril de 2010

las mujeres no existen

no existe la tarde
no existe la sombra
la vereda del árbol que regás
no hay árbol
no es para vos que escribo lo que escribo
no es para mí
no hay fruto no hay pecado
por eso nos arrancamos los ojos de cuajo
o las muelas
o las amígdalas
o la teta izquierda
o las dos
lo mismo da si al final
dos o tres palabras alcanzaron para colgarnos de narices
dos o tres palabras que pasaron
inadvertidas

más arriba
todo se funde
se hace noche misterio
la belleza una fotografía
de Astro Soichi

domingo, 25 de abril de 2010

j'ai d'autres plans

l'aurore boréale nous allons voir
l'aurore boréale comment elle illumine
combien plus loin elle
illumine plus

viernes, 23 de abril de 2010

antes de dormir

para Federico Jakowicki

Cuando llega el momento de convertirse en un hombre, el niño cherokee es llevado al bosque por su padre, quien lo deja solo con los ojos vendados. El niño cherokee tiene la obligación de sentarse en un tronco toda la noche y no quitarse la venda hasta que los rayos del sol brillen a través de la mañana. No puede pedir auxilio a nadie ya que debe probar su valor: si sobrevive a la noche, dejará de ser niño y se convertirá en hombre. No puede contarle a otros niños acerca de esta experiencia, debido a que cada chico debe entrar en la adultez por su cuenta. Está naturalmente aterrorizado; puede oír toda clase de ruidos y bestias salvajes rondando a su alrededor. Escucha el viento soplar y la hierba crujir pero debe permanecer sentado estoicamente en el tronco, sin quitarse la venda, ya que es la única manera en que podrá llegar a ser hombre. Por último, después de una noche horrible, el sol aparece y, al quitarse la venda, es entonces cuando descubre a su padre sentado junto a él.

Leyenda cherokee

domingo, 18 de abril de 2010

siga a su deseo

el perro del ciego va delante
deseo dormir
para no concluir
en nada
las conclusiones me dejan afuera
junto a los colores de los autos
el tamaño del cartel
la barrera rota en la estación haedo

viernes, 16 de abril de 2010

Baileys

a Marion Berguenfeld

casualmente cortabas queso cuando se vino el siniestro
casualmente te sacaste el vestido lo enrollaste a tu cabeza
casualmente llegó el bombero te desmayaste
te bajó por la escalera
(semi desnuda espléndida como la novia lánguida
de peter parker)
y de a una cayeron casualmente las cuentas del vecino
no pudiste volver a la cocina
al fiambre
sobre la tabla
en rivadavia y jujuy
a carcajadas reímos empujamos
con la oblea
la misma balsa (vainilla y ron)
casualmente llega el invierno su tristeza de lagarto
(otra vez el bolerito
que cantaban las abuelas)

casualmente coincidimos la misma hora la misma esquina
dos cucharas en el postre
una mesa de bar

martes, 13 de abril de 2010

ella dice
las dedicatorias siempre llegan a destiempo

maelstrom: en la foto la niña hace
la v de la victoria
de fondo la persiana descuidada del taller
de tío felipe
¿se salvó la niña en el instante de la foto?
¿en ese cuadradito del 70?
¿comprendió algo alguna vez?
maelstrom: un golpe de suerte sobre la costa
creo que más allá del mar hay otro mar y otro todo agua
con mi barca incluida
así los marineros en el puerto los días y las noches
así las estrellas a la tierra sobre la cruz del sur
maelstrom: el torbellino trae pescado fresco para unas redes vacías

sábado, 10 de abril de 2010

Los héroes

Cuando uno está dispuesto
a perdonar, a no medir,
y en reciprocidad es recibido
como el héroe de alguna obra clásica,
así comienza la amistad, y aumenta
en la medida que el perdón no sea
cinismo, sino nobleza, y los héroes
se reconozcan tan reales
como imaginarios, y el juego
de las similitudes cause risa.
Si así ocurre juntos se perfeccionan
en la agudeza que distingue
el bien del mal; y juntos envejecen.
Quienes así lo viven se han ganado
el día de sol, el vino y el pan;
y son héroes.

Roberto D. Malatesta

miércoles, 31 de marzo de 2010

bom bom

MPB4

martes, 23 de marzo de 2010

vayvén

cada tantos días semanas meses años
un amigo
suele decir
“se terminó el amor”
hablando de su novia.

cada tantos otros días
dice:
“volvió el amor”.

pasado
un tiempo
una vez me ocurrió lo mismo,
“se terminó el amor”
dije, medio en tono de chiste
medio serio.

luego
otras veces
también decía: “volvió el amor”
o algo parecido
y parece un curioso vaivén,
cómo
va
y viene el amor
mientras uno sigue acá parado.

Henríquez

domingo, 14 de marzo de 2010

Cuando digo China,
es una ramita lo que atraviesa, olivamente, el aire,
en la punta de un vuelo de nieve,
hacia el viento del día…

Salud, dedos de brisa sobre los pliegues de la tierra,
y sobre el marfil,
para levantar el otro velo de la novia
y revelar las líneas de la dicha que ganaron a la profundidad
y a su palidez misma…

Salud, sonrisa de arroz, y salud, equilibrio
de junco,
con un mundo sobre sí, un mundo,
un mundo en que no ha de concluir nunca, nunca, de abrirse
un espacio de mariposas.

Salud, estrella de crisantemos, llamando
a todas las flores,
para hacer el cielo, aquí también, sobre la soledad
y el frío.

Salud, alas de China,
latiendo hacia ese celeste que respira igual a un niño,
y que ha de apagar, asimismo, lo que fosforezca todavía,
allá y aquí,
de las lágrimas…

Salud!

Juan Laurentino Ortiz

domingo, 7 de marzo de 2010

Platónico

una canción de Gabriela Lamalfa

jueves, 4 de marzo de 2010

Round midnight

lunes, 1 de marzo de 2010

diez palabras

balbucear
glamour
zurcir
blando
tañir
mediante
tsunami
húmedo
coral
pulso

sábado, 27 de febrero de 2010


Nunca te preguntes por qué
todo tiempo pasado fue mejor,
pues ésa no es una pregunta
inteligente

Eclesiastés, 7,10.

martes, 23 de febrero de 2010

Spinetta + Páez

lunes, 22 de febrero de 2010

Breve historia de nadie

Dice el señor Nabokov que la literatura no nació cuando un niño de un valle del Neandertal llegó gritando: ¡Un lobo!, ¡Un lobo!, y tras de él, cuatro patas al aire, un lobo gris blandía su lengua chasquante.

Dice, mejor, que la literatura nació cuando un niño de un valle del Neandertal llegó gritando: ¡Un lobo!, ¡Un lobo!, y tras de él nadie venía.

Desde entonces, nadie es un eterno personaje, un fantasma en los valles del poema.

Juan Manuel Roca

sábado, 13 de febrero de 2010

Flores bajo la lluvia.
Si el mundo pronunciase sólo eso,
si dentro de tanto ruido
pronunciase tal sugestiva belleza,
entonces todo puede recobrarse
y todo puede renacer,
en nuestros frondosos jardines,
como flores bajo la lluvia.

Roberto Malatesta

viernes, 12 de febrero de 2010

Caetano

Sozinho

jueves, 11 de febrero de 2010

Siempre les avisaré: no se acerquen.
Déjenme oír las cosas, su música.
Al tocarlas enmudecen inmóviles.
Vosotros me matáis todas las cosas.

Rainer Maria Rilke

jueves, 28 de enero de 2010

por qué un punto en la duna luego nada?: perderte luego encontrarte luego perderte: detrás de cada instante de placer la vida trama una pequeña desilusión

María Malusardi, de "Diálogo con pescadores"

domingo, 24 de enero de 2010

La llave

La miro con detenimiento,
con fruición. Es diferente: brilla
con luz y oscuridad, su forma
quiso parecer un corazón
pero quedó a la mitad.

Sonríe y mira.

"La llave de mi corazón" decís al
ponerla sobre mi mano,
y vuelvo a mirarla por si fuera cierto,
como si sólo debiera
elegir el momento, el modo de la entrada.

Creer en las palabras, en el
latir que las empuja hasta la dicción,
que lo que dicen es cierto,
de alguna manera.
Creer en lo que se ve, en lo que el cuerpo
recibe, agradecido, y que el sudor deja
más que sal piel adentro.

Antes que la religión, el amor
es materia de fe.

Macky Corbalán

martes, 19 de enero de 2010

En el almuerzo

Que cada uno vuelva a su silla.
Lo hecho, hecho está ¿De qué sirve un:
no tenía idea de cuánto daño podía hacerte?

Peor sería que al plato de la sopa se le formara
esa película grasa en la superficie.


Cecilia Romana, de "El libro de los celos"

miércoles, 13 de enero de 2010

aznaa‘

se alejan los camellos en procesión
en la bolsa apilados los restos de la emperatriz
-sus brazos flacos tatuados
otra vez al desierto-

polvo al polvo dirán en otro idioma
y las ruinas del palacio se humedecen hasta dar
con sus cimientos de musgo

agua al fin - habló
el prestidigitador-

ahora la emperatriz se baña
se pierde en la arena por el hueco de mi mano
húmeda
-la mira con que espío-


en otro idioma se teje una alameda
en otro idioma la sombra
noche y día disputándose el trono

lunes, 11 de enero de 2010

Ariadna

Hermosos, Ariadna, los cordeles que nacen de tu ombligo.
Hermosa la forma de dejarnos tu rastro y tu olor,
tu sombra como de violín, retenida en las cuevas.

Las flores habían crecido en el laberinto:
se enredaban en los cables, en las antenas,
en los huesos blancos de los que no llegaron.
El mismo olor a muerte, siempre.
La misma historia.

Sólo que esta vez -como cada vez-
hombre y minotauro coincidieron
en la misma carne:
se comieron las frutas,
los dulces pájaros,
tu dócil aura de virgen.

Luego hicieron un dogal para tu cuello, Ariadna,
suavísimo pero inexpugnable,
con los lazos de tu pelo y tu cintura,
y tiraron fuerte de él,
muy fuerte,
las dos mitades de la misma bestia.


María Elena Anníbali, de "Las madres remotas"

lunes, 4 de enero de 2010

Duvet


miércoles, 30 de diciembre de 2009

Weekend

De viernes a domingo retomaste el poder
absoluto, con unos pasos finitos
y algunos gestos
Pediste que me llamaran por teléfono a tu reino
y saliste como un paje a la puerta de palacio
de adobe y palo y jóvenes visitantes
y el mundo se me hizo soplado como una pompa
algo que uno ciñe por el talle
con la mayor delicadeza
Como un paje de la corte que te hago, con sus largas
medias verdes
y encargado de llevarme, gradualmente hacia ti
en el curso de esa noche exquisita
Así esperamos que pasaran las horas
ni apresuradas ni lentas, en sí mismas perfectas
mientras te observaba detrás de mi máscara de charlatán
y tú te disponías a tenderte en el sillón
donde yo aún simulaba hablar
después de haber perdido, al tocarte, el aliento.

Enrique Lihn, de "Al bello aparecer de este lucero"

martes, 22 de diciembre de 2009

Permanencias

Quizás no permaneció

como creía

en un rincón

sino de pie

frente a una puerta.

Alejandro Schmidt
, 60 Poemas Breves, Ediciones Recovecos, 2009

sábado, 19 de diciembre de 2009

Flores y velas

.
mendiga la campana sola
su patético monólogo
desde la torre

eco abandonado
en lo alto
junto al jorobado
de notre dam


.
rosita la écuyere entrena
todo el día
toda
la noche
a sus partenaires exige fidelidad de séquito
y a frank brown
que la conserve joven
cada función
en la mira

pisa firme
sabe que
siempre será la vedette
en esa pista


.
canto bailo recito
hago collages con las fotos de mis ex

(de fondo suena
te voy a atornillar)

amiga de los pobres y los desposeídos
más buena que quaker
cuando muera me llevarán flores y velas al costado de la ruta

trabajo en eso cada día con devoción
soy
la gilda del oeste

sábado, 12 de diciembre de 2009

Onírico

*
en el sueño
la corrían los romanos
hasta el borde del precipicio

se tiró
se hizo chata contra la pared

ahora se arrojan uno a uno

anoche maté a un hombre me confesó
lo degollé


*
en el sueño
se detiene
en un enclave del camino a oscuras
se pierde entre las parras sus racimos

hacia delante ve el pasado llegar
como la mano del tai chi
el espejo
desde el fondo alguien viene

ésa que detesta
avanza


*
no me acuerdo me dijiste cómo era ese dolor
y nos quedamos en silencio

yo también sentía culpa por no recordar

ya casi no la sueño agregaste
y ni siquiera lloramos

*

sábado, 5 de diciembre de 2009

diciembre


a veces lo que sobra
la justa medida
amalgama
pastiche
dos

martes, 1 de diciembre de 2009

Gato de metal

Yo soy un gato de metal
vivo en un agujero
tengo una ansiedad
como de año nuevo.
Nunca se dónde estoy
nunca se dónde voy
tengo miedo de la escena de la calle
tengo miedo que en la calle no haya nadie
esa es la rapsodia de los que
decoran el tiempo.
Por eso vivo en los tejados
viajo en subterráneo
amo a los extraños
mi comodidad sólo es mi aventura
nunca será igual
nunca nada dura.
Vos te querías comprar un perro?
pero soy un gato.
Vos te querías comprar un perro?
pero soy un gato.


Charly García

viernes, 13 de noviembre de 2009

a cappella

Oy comamos y bebamos
y cantemos y holguemos,
que mañana ayunaremos.

Por onrra de Sant Antruejo
parémonos oy bien anchos.
Enbutamos estos panchos,
rrecalquemos el pellejo.

Que costumbres de concejo
que todos oy nos hartemos,
que mañana ayunaremos.

Honrremos a tan buen santo
porque en hambre nos acorra.
Comamos a calca porra,
que mañana hay gran quebranto.

Comamos bebamos tanto
hasta que nos rebentemos,
que mañana ayunaremos.

Juan del Encina

martes, 3 de noviembre de 2009

oído al pasar

*
parece la montaña

*
parece la lluvia
un río

*
parece el amazonas

*
parece que bebí toda la noche
una porción de luz
otra de sombra

*
parece la mañana
el desayuno
un día más

*
parece que no importa

*
parece el espinillo sujetado fuerte
al tata dios

*

jueves, 29 de octubre de 2009

horizonte




la tortuga que trepa por la arena
lleva enredado entre sus patas
el hilo de Ariadna

domingo, 25 de octubre de 2009

Boca



Dibujo:
Federico Jakowicki

lunes, 12 de octubre de 2009

Zamba del carnaval
Pedro Aznar/Ángela Irene

domingo, 11 de octubre de 2009

En la vieja casa
que he abandonado
los cerezos florecen.

Kobayashi Issa

domingo, 4 de octubre de 2009

el dorado

sobre la duna
una construcción
modernista

se eleva un poco más
cada vez
que tu mano
abre

duna
mariposa emperador
de aceite muérdago
y té rojo


más tarde
los minutos se atesoran
el camino hacia el dorado

de reojito
en la estación del pueblo

miércoles, 30 de septiembre de 2009

No acabé de escribirle

No acabé de escribirle
Cuando me llegó su
Mensaje
¿Todo bien?
No, mi papá se murió
Me dijo.

Yo estaba leyendo y claro,
Tuve que optar

Delante de mí
se abrían
Dos caminos
Y como siempre en esos casos
En que hay que optar
Por dos caminos
Me sentí partida
Entre dos rutas

La situación y
Yo éramos una tajada
De sandía
Fresca
Al medio
De un plato verde
el jugo se derramaba sobre
El mantel a cuadros
amarillos
No podía decidir si darle un mordisco
(A la situación)
O seguir mirando ese cuadro que
Se presentaba:
ajeno,
bruto.

El de la muerte
Jugosa
Candente

Y las semillas como gusanos
Dispuestos

El mensaje volvió a llegar
y de nuevo,
con alguna variante.

me necesita,
pensé.


Pero yo no podía explicarle
Que la sandía
Y el plato
Y el manantial jugoso
Y el mantel
Y la semilla
Y el amarillo
Y el Libro
Que estaba leyendo
Y los caminos
Eran más fuertes
Que dos palabras
Que no eran originales
Que no eran mías
Pero como siempre
En esos casos
En que hay que elegir
Tomé el camino
Más conocido
Y le respondí:
Lo siento.

Carina Nosenzo

lunes, 14 de septiembre de 2009

Piedra de chairar

Flores tercas
suspendidas del aire
donde paseó
el amor ¿cayeron?
No se sabe.
¿Soñaron al crecer?
¿En medio del suceso,
sacando aire
del aire, como esas
flores, apoyadas en ellas?
.............................

Eduardo D'Anna

domingo, 13 de septiembre de 2009

Useless

Useless, useless,
the heavy rain
Driving into the sea

Jack Kerouac

martes, 8 de septiembre de 2009

Obokuri Eemui







para escuchar: Asazaki Ikue


arayashikiku no dei
harasaku baku no dei
hare fushigyurasa nejyuku

surajifushiro yondo
hare fushigyurasa nejyuku
fushigyurasa nejyuku
surajifusero yondo

kirishigaki ku no dei
kuganeya ba tatei tei
hare momo tobyuru wakya
ya uriba yuwa o yondo
hare momo tobyuru wakya
momo to byuru wakya
ya uriba yuwa o yondo

hateigachi ya naryuri
tobibani ya neranu
hare utou katabani
ya karachitabore
hitotsu aru bani ya
kanasha se ni kusuitei
hare wanu ya okuyama
nu kazuradasuki

ojyuugoya no teiki ya
kami gyurasa teryuri
hare kana ga jyo ni tataba kumo tei taborei

domingo, 6 de septiembre de 2009

cabe

cabe
en la intersección de gaona y fasola
en la guantera de un scania
entre las ruedas aplastada
como la liebre patagónica en extinción
hecha un bollo
en el tacho de basura
de la estación de servicio
junto al diario local
porque es de madrugada cabe
como en la boca del sapo
la bracita
cuando amanezca
con una pantomima un lanzamiento de clavas
el sapo cruzará inadvertido
su boca de fuego

sábado, 29 de agosto de 2009

El caballo rojo

En el tíovivo de la mentira
El caballo rojo de tu sonrisa
Gira
Y yo estoy ahí plantado
Con la triste fusta de la realidad
Y no tengo nada que decir
Tu sonrisa es tan verdadera
Como mis cuatro verdades

Jaques Prevert

martes, 18 de agosto de 2009

***

Se equivocó la paloma.
Se equivocaba.

Por ir al Norte, fue al Sur.
Creyó que el trigo era agua.
Se equivocaba.

Que las estrellas, rocío;
que la calor, la nevada.
Se equivocaba.

Que tu falda era tu blusa;
que tu corazón, su casa.
Se equivocaba.

Ella se durmió en la orilla.
Tú, en la cumbre de una rama.

Rafael Alberti

martes, 11 de agosto de 2009

ranas


el secreto es una papirola china
con forma de rana
que espera en la frutera
al lado de los kiwis

domingo, 9 de agosto de 2009

Dos

Alrededor de una llama
dos mariposas tigres
compiten hasta morir.

Kaikai

sábado, 8 de agosto de 2009

Fotos de Autor


jueves, 30 de julio de 2009

Liviana


como quien arroja bolsas de arena
al mar
desde la cesta de un globo

domingo, 19 de julio de 2009






























Ciudad de Colonia, Uruguay, julio de 2009



miércoles, 15 de julio de 2009

Aca Seca Trío




A pique

sábado, 11 de julio de 2009

Tiempos

el tiempo de las flores
y el tiempo de los pájaros

de acomodar los huesos de la espalda el abdomen
de hacer un hueco nuevo para la casa
de pintar
de arreglar las puertas de los armarios para que
de una vez y para siempre cierren bien

tiempo de buscar una guitarra un compañero de payada
y cantar en el camping municipal bajo el tinglado de la proveeduría
salir por los parlantes orgulloso
desafinando como un perro

tiempo de conducir una canoa por el río baradero
de devolver con vida una raya al agua
desde la orilla ver morir un pájaro apedreado por un niño

de tragarse una pila un cepillo de dientes dos
de no digerir
tiempo de cicatriz

de tener el control a mano
de ahogarse
mearse bien de miedo en un ascensor hermético

tiempo de pedir perdón
de perdonar
de no
de putear y maldecir
de ser plural

mi vida desplegada en círculos
sobre la mesa
entre lunas y soles de colores

tiempo de caminar desde escorpio hasta aries
de escuchar la voz amiga
de ojeras que crecen y crecen como baobabs

viernes, 10 de julio de 2009

Blue Motel Room

Joni Mitchell

lunes, 29 de junio de 2009

el viento despeinó a la japonesa que,
sola, desde temprano,
filma el parque desde la terraza,
nunca antes monocorde, del empire state
el perfume de su pelo viaja
del paleolítico a manhattan

sábado, 27 de junio de 2009

Poemas chinos


La gran muralla


No es su costumbre,
pero la garza amarilla desplegó sus alas e inició anoche un vuelo
nocturno.

No es frecuente en China;
pero a veces ocurre que alguien desarma la Gran Muralla
para que el corazón quede expuesto
y pueda volver a amar.

Yuan Ho. Dinastía Han.




Arreglos de paisajes en miniatura

Tomo un puñado de tierra y hago creer a quien mira,
que se trata de una montaña.
Ella toma una copa labrada, llena de agua,
y la convierte en un río.
Ayer la vi
y acordamos transformar algo entre los dos
para burlar a los Seis Demonios del desierto.

Ho Yuan Chen. Dinastía Legendaria.


Alberto Laiseca

miércoles, 24 de junio de 2009

De la naturaleza y el amor

1, Reino Vegetal -frutos de exportación:
mandarinas, naranjas. 2,
El Reino Mineral -edificios históricos:
templo románico sobre la colina
(granito). Subimos, mi señora,
a ofrecer las banderas de ningún caballero,
como el trigo y la paja confundidos
antes de la fogata. Y he aquí
que holgamos en las tumbas de los hombres gentiles
-prósperos sembradores de Mirmande.
Y usted fue tan alegre como yo
a pesar de los vientos del Norte
y esos escarabajos: 3, Reino Animal.

Antonio Cisneros

sábado, 20 de junio de 2009

video

Cecilia Zabala en la presentación de Delta.
Video: Juliana Rososzka

jueves, 11 de junio de 2009

Jueves 18 en Fedro


domingo, 7 de junio de 2009

Alabanza y exaltación del Padre Mario

Oh Padre
Tráiganos
la esperanza la fe las cosas buenas simples como gasas criollas tendidas en el alero de una higuera y la ilusión de un día un lindo día acceder a la elipse callada de su sueño silenciosa callada como un callo del alma de cuya emanación surgiesen sílfides emancipadas de las olas aéreas como aguas aéreas voladoras que dicen que entre las estrellas de más oscura noche se alza la cifra de su mano

*

Oh Padre
Espérenos
no vaya tan rápido que no podamos alcanzarle no nos deslumbre con una velocidad vertiginosa que no podamos comprender qué lo lleva lejos no nos asuste con la amenaza de que un día no vuelva no nos deje con el remordimiento de su ida no nos deje de lado en su ascensión no nos olvide en el sobrevuelo de su ala volaz sobre los cándidos cipreses del bañado

*

Oh Padre
Al fin protéjanos
de nosotros mismos de los otros de los que pintan un falso color en la estratósfera de los pálidos blandos de los blancos sobre todo del blanco de color ampárenos con todo ese color forme una irisación que nos envuelva como un chal de lamé

Néstor Perlongher, de “Chorreo de la iluminaciones”.

martes, 2 de junio de 2009

Una zambita

Luis Salinas

domingo, 31 de mayo de 2009

de aquel hombre no le creo la herida.
Cuando la cicatriz estire una línea de escurridizos bordes
llameantes
tampoco creeré su herida.
¿por qué confiar?. Si yo hubiese sido así
lastimada, a nadie le daría una verdad
ni daría dátiles. No le daría nada a nadie.
los desesperados no son confiables. Sería
un idiota el que arriesgara por mí su moneda. Sería un
encandilado por el quejido por el frenesí del que ruega
calmantes con labios blancos.
no hay gloria ninguna en la mutilación
ya no creo en heridas. No creo en la sangre derramada.
El viento se retuerce entre altos pastos. Los jugadores de
cartas miran sus diamantes y saben que es poco.
Las aguas turbulentas golpean ventanas opacas, de
vidrios empañados por un aliento roto y esa mirada
desvalida del que perdió, se entierra en mi garganta como
una respiración intrusa.

de su herida no es cierto el tajo ni el
olor de la gangrena ni la navaja que como un pez sutil,
ha quedado en el acuario negro de mosaicos.
Sólo esa manera de aproximar el cuerpo
al lavatorio, de raspar con una esponja la falta, tiene algo
de verdad
y no es amor lo que pierde la herida,
no es la fatalidad de una pasión insensata.
Es sólo sangre.

Leonor García Hernando

sábado, 23 de mayo de 2009

Álamos de cajón

Cirros que como rebaños de mejillas
ruborosas se apagan por pastar en lo oscuro
Cielo que de tan pálido no es de oro ni azul
Lata, espejo en que se mira el campo chileno
empotrados potreros
Y amor por el que sólo el sol daría un peso
estampando su firma de fuego en tu retrato
Arreboles, carmín al natural
porque aun vacas y álamos
de cajón, me emocionan
mientras los paso en bus
pensando en ti.

Enrique Lihn

domingo, 17 de mayo de 2009

¿se domestican los ojos
cuando recuerdan?
¿se hacen agua?
porque hay
un trompito que hipnotiza
mientras gira
sobre la palma de
mi mano

*

en casa de mi bisabuela Emilia
juntábamos mandarinas
al fondo
cerca de la bomba de agua
después mi abuela
nos servía la leche en tazones de plástico
con galleta marinera
sobre el mantel de hule

íbamos y volvíamos de esas manos

de mi abuelo
casi nada
apenas lo conocía cuando murió

hombres fugaces en la familia
muertos prematuros
vendedores
artistas

partían siempre

aprendimos a despedirlos
a no esperar
a contarnos sorprendidas
cuando alguno nos llamaba

de Agosto, Alción Editora, 2007