viernes, 3 de mayo de 2019

Casi olvidado

Escuchando al profesor Caimi hablar acerca del Dios de Spinoza, recordé este viejo poema


si no fueran
así las cosas
serían nada

nada
todo

hermosas palabras


de Quién asesinó a Bambi, La Luna Que, 2002
           

1 comentario:

Jorge Curinao dijo...

Cada palabra es tan hermosa y tan real.